Fórmula D’hondt

Victor D’hondt nació en Gante el año 1841. Fue profesor de Derecho en la Universidad de Gante, abogado y matemático. Murió bastante joven, a los 59 años. Hasta aquí, todo lo que no te importa de D’hondt. Ahora vamos a pasar a lo que realmente te va a interesar: D’hondt fue el que diseñó la fórmula matemática que transforma votos en escaños que se aplica en las elecciones generales al Congreso de los Diputados en España.

Lo Primero que se debe tener en cuenta de la fórmula matemática diseñada por D’hondt, es que no es una ley, sino como ya hemos dicho, es una fórmula que transforma votos en escaño en el escrutinio, en el momento del recuento de votos, es ahí donde la fórmula D’hondt empieza el reparto de escaño. Lo segundo que se debe tener en cuenta es que D’hondt si bien es parte del sistema electoral español (dentro de la fórmula electoral), no es el problema del reparto de escaños. La fórmula es bastante proporcional a partir de 7-8 escaños, en circunscripciones grandes. Ahí, en las circunscripciones es donde debemos ver el problema entre los votos emitidos a un partido y los escaños que consigue. La fórmula quiere equilibrar el proceso por el cual la voluntad política de las ciudadanos (expresada en votos) es transformada en distribución gubernamental (escaños) entre las fuerzas políticas contendientes. El problema es que en España la mayoría de circunscripciones o distritos electorales son medianos o pequeños, donde hay pocos escaños a repartir. En las circunscripciones pequeñas, la fórmula D’hondt no es proporcional porque en estas circunscripciones no hay nada que repartir: actúan de manera mayoritaria, quien tiene más voto se lleva el escaño. En circunscripciones pequeñas, de 6 ó 5 hacia abajo, los partidos tradicionales (Pp y Psoe) tienden a estar sobrerrepresentados y los partidos que no consiguen superar la barrera electoral, están infrarrepresentados. Pero esto es por los votos emitidos por los ciudadanos. En estas circunscripciones y en general en la de menos de 50.000 habitantes, los partidos tradicionales siguen siendo los más votados y por ende los más sobrerrepresentados, ya que se llevan los escaños que hay en juego. Y aquí la fórmula D’hondt poco puede hacer, al igual que en la barrera electoral (clausula de exclusión) que es la cantidad minina de votos para poder acceder a la distribución de escaños. En España tenemos, en el Congreso es 3% por cada Provincia si estás por debajo de ese 3%, no se cuentan los votos obtenido por ese partido.

En España hay 52 circunscripciones: 50 por cada Provincia y 2 de la Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. Cada Circunscripción (Provincia) asigna un mínimo de 2 escaños (Ceuta y Melilla uno) y el resto de forma proporcional a la población. Veamos por ejemplo los resultados de la circunscripción de Soria, que reparte únicamente 2 escaños.

Cómo podemos observar, sólo hay dos escaños en juego en Soria y la fóruma D’hondt poco puede repartir, por tanto, los dos partidos más votados, Pp y Psoe, se llevan los dos únicos escaños en juego. En esta circunscripción, los votos de Podemos, que son 7.518 y los de Ciudadanos, que son 5.629, inmediatamente se van a la basura: no cuentan porque no hay más escaños a repartir y miles de ciudadanos no van a tener representación en su circunscripción, y no, no es culpa de D’hondt, sino de los escaños que se reparten.

Este es un ejemplo, pero como el de Soria, muchos más. Ceuta y Melilla que reparten un escaño, pero también en Ávila, Cuenca, Huesca o Teruel que reparten 3 escaños o León, Zamora, Salamanca, que reparten 4 escaños y otras muchas más, actúan de manera parecida a la de Soria. En estas Circunscripciones, la llegada de VOX va a hacer que el PP deje de ser primera fuerza en muchas Provincias por la división del voto, llegando a favorecer al Psoe, que será el primer partido de la Provincia, llevándose el primer escaño, pero si además es capaz de arañar votos a Podemos y Pp, C’s y Vox se dividen el voto entre ellos, el Psoe puede llevarse no sólo el primer escaño, sino el tercero a repartir, ya que puede obtener el doble de votos que el segundo y el triple que el tercero, por lo que puede ser ampliamente favorecido por la llegada de VOX en estas circunscripciones y llevarse 2 escaños de los 3 ó 4 que se repartan, ya que D’hondt ahí sí prima el más votado. Este problema no ocurre en circunscripciones más grandes, donde la representación sí es proporcional, pero en las pequeñas el Psoe puede salir ampliamente beneficiado tras la llegada de Vox, que sin embargo puede darle la mayoría a Pp y C’s si consigue superar una barrera electoral de 10 ó del 11% del total de los votos obtenidos en España. La circunscripciones pequeñas van a tener un papel fundamental en las próximas elecciones. 

2 comentarios en «Fórmula D’hondt»

    1. Sí, debería ser única, sería lo más proporcional y además el Independentismo no tendría la fuerza que tiene para decidir siempre los Gobiernos en España, que es bastante deficiente para los intereses de toda la nación.

Deja un comentario