Navarra y el Estado

Una vez sentadas las bases del Estado-nación y del sistema político en el siglo XIX, los partidos fueron concebidos como instrumentos para desarrollar ese interés general. Estos partidos de notables se componía por personalidades cuyo estatus socioeconómico era superior al resto de los ciudadanos. Es en esta época aparece la primera crítica a la política. Los partidos eran percibidos de manera muy negativa, se consideraban como grupos pequeños que defendían sus intereses por encima de los del interés general. Nieztsche, que criticó el poder de la religión en el Estado, le concedió al Cristianismo el valor moral de unificar a la sociedad, a la vez que pedía que el hombre creara su propio soporte fuera del Cristianismo para tener cohesionada a los ciudadanos. Y no fue precisamente la llegada de los partidos de notable el causante de la cohesión, sino todo lo contrario, acrecentaron la división social por ideología, la fractura social.

Esta fractura social nos lleva a la situación actual que está viviendo Navarra, claro ejemplo de lo ocurre también a nivel nacional: hay dos bloques claramente enfrentados. El primer bloque, la coalición del Partido Popular, Ciudadanos, y grupos minoritarios como UPyD, consiguieron ganar las elecciones, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. El segundo bloque, compuesto por Psn, Podemos, Geroa Bai y Bildu, si bien iban con listas separadas, se ha unido contra el primer bloque para arrebatarle la Comunidad. El primer bloque tiene muchas similitudes en común: unidad de España e impedir la vasconización de Navarra como gran reto; mientras que el segundo bloque, las diferencias entre los partidos políticos es mayor: Geroa Bai -Pnv en Navarra- no es un partido de Izquierdas, sin embargo el Partidos Socialista de Navarra y Podemos ha pactado con ellos, permitiendo que Bildu tenga representación en la mesa del Parlamento. Este hecho a mi parecer es un grave error del Partido Socialista que tanto demanda “sentido de Estado” a nivel nacional. ¿Qué sentido de Estado es conceder que Bildu alcance representación en la mesa y que Geroa Bai Presida el Parlamento? ¿Acaso tiene alguna explicación pactar con un partido nacionalista de derechas por parte del Partidos Socialista? No la tiene. Queda demostrado una vez más que “el sentido de Estado” lo es cuando quedas primero en las elecciones y dependes de los demás partidos nacionales para sacar la investidura y la legislatura adelante. Yo hubiera sido partidario de que Pp-C,s se abstuvieran en la investidura de Sánchez a cambio de que el Gobierno no dependa de los nacionalistas del Estado, y que Pedro Sánchez hubiera dejado gobernar a UPN en Navarra, tal y cómo habían demandado los Navarros. Navarra es una cuestión de Estado, y las cuestiones de Estado se deben de tratar como tal por los partidos de ámbito nacional. Si estos pierden ese sentido, y pactan con nacionalistas radicales, con Bildu y todos aquellos que no les interesa el bien común, entonces España se encamina a lo que Ortega y Gasset ya vaticinaba hace un siglo en la España Invertebrada, el desmembramiento de la misma.

Los pactos no son iguales en todos las regiones. El Parlamentarismo lo es dentro de un orden, que no es otro que pactar con aquellos que desde la distancia mínima entre partidos forman un Gobierno de coalición. Lipjhart definía la distancia mínima entre pactar entre A y B para desbancar a D y E. Es el pacto lógico para alcanzar el poder. Pero si el pacto es A con D, con ideologías completamente diferentes como ocurre con Psn y Geroa Bai, no es un pacto lógico ni coherente. En política también se debe saber perder, y no ocupar una gobernabilidad con 4 ó 5 partidos para desbancar a los más votados si ese pacto es entre distancia máxima. Pero se está aceptando que todo aquel que no esté en un bloque me vale para desbancar al otro, y ahí el partidos Socialista se mueve como nadie. Grandes pactos en Badalona, en municipios del País Vasco y ahora Navarra: si no es Pp y C,s son capaces de llegar a acuerdos hasta con Bildu o La Cup, que están muy lejos de pretender la unidad de España y tener ese “sentido de Estado” que reclama Pedro Sánchez.

Ahora, tras regalarle el Parlamento de Navarra a Geroa Bai, a Bildu y al Podemos más radical, ¿cómo cree Pedro Sánchez que van a actuar con él en la investidura y en la legislatura? ¿Qué les puede exigir Pedro Sánchez a los partidos Nacionales tras su pacto en Navarra? Pedro Sánchez se ha abocado a un pacto con nacionalistas Vascos y Catalanes para sacar esta legislatura adelante. El Pnv ha sabido sacar provecho de su amenaza a Sánchez, gobernar en Navarra con bildu en la mesa del Parlamento a cambio de un voto favorable en la investidura. Esto fue lo que se dijo desde el Pnv y lo que reafirmó Uxue Barkos antes de llegar a un acuerdo “in extremis” para el Parlamento Navarro. España como moneda de cambio. En Navarra se está produciendo una “vasconización” de la mano de Geroa Bai y Bildu. En el Parlamento, el ahora ya Presidente del mismo, de Geroa Bai, sólo habla en Euskera, lengua hablado únicamente entre un 7% y un 8% de la sociedad, marginando a los castellano hablantes. Da igual, el proceso es siempre el mismo, utilizar las Instituciones pública y de todos para su propósito político, y en Geroa Bai, Bildu y Podemos lo tienen claro, y con éstos se ha apoyado el Psoe de Navarra. No lo olviden.

Cuando los nacionalistas vuelva a coaccionar al gobierno con los presupuestos, a llevarse la mayor parte del pastel, a seguir siendo los más ricos y ver como los pobre siguen siendo los más pobres en España, veremos si el resto del país reacciona o nos encaminamos a la España Invertebrada. El Psoe ya tiene su pacto de la vergüenza, enhorabuena.

Deja un comentario